viernes, 17 de agosto de 2018

Coockie - El hada Niño de Alas Arco Iris

A veces ser un canal entre este mundo y los seres de luz es un regalo, pues me permite traer del otro lado del velo historias como la de este pequeño ser que hoy os presento. El esta siendo mi guía en el país de las hadas y a través de él me están llegando las historias de otros seres de este reino encantado.

Espero que la sabiduría de este pequeño ser de luz os llegue con la misma fuerza que me ha llegado a mi.

Cookie es un hijo del pueblo de las hadas, un espiritu tan joven que es apenas un niño para su pueblo aunque para ojos de un mortal puede haber vivido una eternidad. Si Cookie fuera un niño humano tendría entre unos tres o unos cuatro años, y como los niños mortales siente una infinita y sagrada curiosidad por todo lo que le rodea.

Él tiene el cabello tan rubio que parece  que el sol decidió besar su cabello cuando nació, convirtiendo sus cabellos en algo tan luminoso como sus propios rayos. Tiene los mofletes sonrosados y sus ojillos son un del color de cielo en la primeras horas del amanecer. El siempre sonríe y su sonrisa es la mas dulce que la tierra ha regalado.

Viste siempre ropas de color verde, están tejidas con briznas de hierba recién cortada, salpicada por ramitas de lavanda y flores de diente de león. Sus alas son como las de una extraña mariposa, parte de su dibujo es transparente como el mas puro cristal de roca, y las lineas que la delinean cambian su color con la luz,  pareciendo pequeños arcóiris iridiscentes. La palabras humanas son casi inútiles para describir la belleza grácil, delicada y etérea de sus pequeñas alas. Y es que hay cosas que solo el alma puede ver y que solo con el lenguaje del alma se pueden describir.

Cookie es joven, pero no por ello carece sabiduría. Posee la sabiduría de la inocencia, de la curiosidad infantil libre de prejuicios. El se mueve por sentimiento y empatía, y no soporta el sufrimiento de otros seres. A veces se pasa horas intentando comprender porque los que supuestamente son mas experimentados y sabios que él dedican tan poco tiempo de sus vidas a ser infelices.

Y es que para este pequeño hada lo único importante es ser feliz, lo demás son complicaciones innecesarias. El no puede comprender porque las personas se empeñan en abrazar las cosas que les hacen daño, no entiende porque no persiguen los sueños que realmente anhelan o porque gastan mas tiempo pendientes de lo que poseen los demas en vez de apreciar lo que ya tienen.

El intenta recordar a los seres humanos la verdadera sabiduria, la que se esconde en las pequeñas cosas, en los gestos cotidianos... El provoca que a veces puedas reír cuando crees haber perdido todos los motivos, te regala un instante de belleza capaz de sacarte una lagrima de emoción o simplemente te recuerda que aunque tu rostro este lleno de arrugas en tu corazón tienes alma de niño.

El es el mejor maestro, pues enseña desde la inocencia de quien aun descubre el mundo, enseña con la sabiduría escondida tras el juego y la diversión, y sus lecciones llegan en forma de canción.

Si quieres encontrarle debes volar mas allá arco iris con las alas hechas de sueños, debes dejar la tristeza olvidada en un cajón y buscar dentro de tu corazón la mas alegre sonrisa. Libera junto a él a tu niño interior y permite que tu alma descubra un nuevo mundo desde los ojos de la inocencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario